Ago 21

¿Sabes que en España hay 350.000 puestos de trabajo sin cubrir por falta de competencias digitales?

Me han gustado en general las declaraciones de este directivo de Hays sobre la falta de competencias digitales entre nuestra fuerza laboral. Ciertamente, no explica nada nuevo, pero cuantifica una serie de aspectos que no pueden seguir así en España. El desfase universidad-mercado laboral es algo recurrente en los últimos años, el problema es que como apenas se hace nada para remediarlo, la brecha cada día es mayor. Los números que aquí se aportan, sencillamente me parecen una pasada. Sin desmerecer la importancia de las ciencias sociales y las humanidades, los titulados que mayoritariamente necesita el país hoy no son esos. No puede ser que salgan 10.000 frente a unos 100 (me parece que el directivo exagera a la baja en este punto) ingenieros. La universidad, con este desajuste se convierte en una fábrica de parados y de “sobrecualificados”, mientras hemos de importar talento del exterior. Por este camino no vamos a ninguna parte.

Discrepo de su discurso cuando parece culpar exclusivamente a las universidades. No es así. La Universidad no obliga a nadie estudiar una carrera. Las familias y la formación que se da en las escuelas tienen mucho a ver en eso. Y, también, porque no decirlo, porque se trata de carreras menos complicadas y una buena parte de gente joven opta por la ley del mínimo esfuerzo cuando ha de encarar los estudios. El problema es de una complejidad enorme y aborda muchos frentes, por eso no lo acabamos de encaminar como se debería haber hecho hace muchos años.

Pero lo cierto es que, en España hay más 350.000 puestos de trabajo sin cubrir debido a la falta de competencias digitales. Esta fue una de las conclusiones de la pasada edición del Big Data Congress celebrada en octubre de 2017 en Barcelona. Tras la crisis, el sector del reclutamiento está experimentando una tendencia al alza que empodera a los candidatos. Se trata de una predisposición más notable en el sector tecnológico, cuyos profesionales pueden recibir hasta 10 ofertas de trabajo al día sólo a través de LinkedIn, tal y como explica Salvador Sicart, director de la consultora de recursos humanos Hays Response.

Ante esta situación, los solicitantes cuentan con más poder para negociar condiciones, flexibilidad y salarios. La causa, según Sicart, está en que en el sector tecnológico hay más ofertas que candidatos, por lo que las compañías deben ser más proactivas a la hora de buscar y contratar nuevos trabajadores.

El directivo de Hays Response asegura que gran parte del origen de este desfase entre los recién graduados y el mercado laboral está en las universidades. “Cada año salen al mercado entre 10 y 12 mil nuevos estudiantes de disciplinas de humanidades y ciencias sociales, con una tasa desocupación que roza el 30%. Mientras tanto, en el ámbito de la ingeniería o las carreras más técnicas, sólo salen al mercado entre 50 y 100 personas, pese a que la tasa de desempleo es del 5%”, detalla Sicart. El experto asegura que un mayor contacto con las profesiones que demandan las empresas, así como un asesoramiento más personal permitiría que los estudiantes dirigieran sus estudios a las necesidades del mercado laboral. Además, el ejecutivo lamenta las pocas facilidades que existen para realizar prácticas profesionales a través de las universidades, hecho que mejoraría la empleabilidad de los recién egresados.

Así, Sicart reitera que los perfiles tecnológicos en España, se cubren actualmente con profesionales extranjeros, por lo que la clave reside en la atracción de talento propio, empezando por la formación, adaptada lo mejor posible a la demanda de las empresas. En este contexto es fundamental la proactividad de las compañías, cuyos profesionales de recursos humanos deben estar formados en un 75% en un perfil comercial para vender adecuadamente la oferta de trabajo. De este modo,  se podrá atraer y retener más fácilmente talento propio. A la vez, la proactividad de la empresa reclutadora minimizaría las crecientes distracciones a las que están expuestos los candidatos a través del mundo online, y la gran cantidad de opciones a las que pueden acceder, estén buscando trabajo, o no.

PD. Si quieres recibir los próximos post por e-mail, no tienes más que anotar tus datos en la casilla del ángulo superior derecho

 

Ago 08

¿Sabías que la mitad del gasto en alimentación y bebidas lo realizamos fuera del hogar?

Hablamos mucho de los cambios de hábitos en el consumo, pero pocas veces tenemos datos fiables de los mismos. Por ello, me ha parecido curioso este resumen que he recibido hoy en el que se analiza el gasto en alimentación que hacemos fuera del hogar.  Debo decir, que me ha sorprendido su magnitud. Resulta que este consumo supone ya la mitad del gasto de los españoles en alimentación y bebidas, según el nuevo panel de consumo fuera del hogar de la consultora Kantar Worldpanel. En número de consumiciones, las que se hacen fuera de casa representan un 15% de las 1.300 que realiza cada individuo en un año.

En opinión de Edurne Uranga, directiva de la consultora, “las consumiciones fuera del hogar suelen suponer un ticket más alto, haciendo que con menos ocasiones, el gasto iguale el que hacemos para el hogar, lo que demuestra la gran magnitud de este mercado. Por ello, es importante para marcas y distribuidores entender cómo es ese consumo, que no sigue los mismos patrones que dentro del hogar”.

Los primeros datos del panel de consumo fuera del hogar, que mide por primera vez todo el consumo extradoméstico de la población española, identifican las principales diferencias entre el consumo dentro y fuera del hogar en las principales comidas del día. 

Así por ejemplo, en el desayuno, el café es prácticamente obligado fuera de casa: está en un 87% de esas ocasiones de consumo, mientras que en casa sólo está en algo más de la mitad (56%). Además, fuera de casa es más habitual que el desayuno solo incluya bebida (53% de las ocasiones), mientras que la mayoría de desayunos caseros van acompañados de algún alimento (apenas un 20% incluyen solo bebida). Y mientras en casa predomina el producto dulce como galletas o bollería, el alimento más habitual en los desayunos fuera de casa son las tostadas.

De entre quienes desayunan fuera de casa, un 90% lo hacen en cafeterías y panaderías, generalmente en restauración independiente, aunque las gasolineras, máquinas vending y la gran distribución también se conforman como alternativas para entre un 13% y un 17% de la población.

A la hora del almuerzo, si bien la ensalada verde es el plato más consumido tanto dentro como fuera de casa, los menús realizados fuera suelen ser más permisivos, sobre todo en el fin de semana. Destacan postres y bizcochos, hamburguesas y pizza, mientras que dentro del hogar los otros platos más habituales son la ensalada de tomate, la pechuga de pollo o las lentejas.

Al igual que en el desayuno, los locales de restauración son el principal lugar para realizar almuerzos y cenas fuera de casa, ya que concentran 7 de cada 10 de esas ocasiones de consumo. En el 30% restante, los españoles eligen el supermercado, las máquinas de vending, y una opción en auge: el delivery y el takeaway.

En el consumo entre horas, las principales diferencias se encuentran también en el tipo de productos consumidos: en casa se toman tentempiés basados en alimentos, especialmente fruta y bocadillos, acompañados de café; por el contrario, las bebidas son las protagonistas del momento “tomar algo” o “aperitivo” fuera de casa, donde destacan el café, la cerveza y los refrescos.

La directiva concluye: “el mercado fuera de hogar permite contactar con el consumidor en nuevos lugares de compra, aportando ocasiones incrementales. Pero un consumo distinto precisa de una mejor comprensión para capturar esas oportunidades”.

 

PD. Si quieres recibir los próximos post por e-mail, no tienes más que anotar tus datos en la casilla del ángulo superior derecho

Entradas más antiguas «

» Entradas más recientes