Quién soy

Estudié Económicas en la Universitat de Barcelona. Luego, al cabo de un tiempo y como hobby, me zambullí en la Filosofía.  Mientras estudiaba, hice durante cinco años de vendedor (viajante) y conocí muchas formas de entender el comercio en Catalunya. Tras un breve paso en el departamento de Organización Técnica Comercial de Henry Colomer, pasé al Servicio de Estudios (que dirigí durante unos años) de la Banca Mas Sardà, entidad que “falleció” en 1981 y fue comprada por el Banco de Bilbao. Al cabo de un tiempo tuve que salir de la casa y estuve un par o tres de años haciendo cosas de consultoría y poniendo en marcha las “newsletter” para empresa en Wolters Kluwer, bajo la bandera de Editorial Praxis.  Me dediqué en esa época activamente a bolsa –hasta había escrito un libro en BMS- pero viví muy de cerca el crack de 1987 y cambió para siempre mi visión del mercado y su entorno. Anteriormente, y ya desde 1974, había empezado a disciplinarme a escribir cada semana en prensa. Me ayudó sobremanera Joaquim Perramón (EPD), un excelente profesional y mejor persona. Fue mi padre profesional en un mundo en el que jamás había pensado que podía aterrizar. (Hoy lo llamaríamos una salida total de la zona de confort, pero entonces yo no lo sabía). De su mano empecé colaborando en el Brusi y después desde sus inicios en el Avui. Eso me sirvió para dar el salto profesional definitivo en mi vida al ir a La Vanguardia en 1989, donde he permanecido hasta finalizar 2016. Estos años en los que he hecho de periodista también me han servido para hacer cosas en la radio. Actualmente, colaboro en RAC 1. Asimismo me han servido para lanzarme al mundo de la enseñanza, aunque ya había hecho mis pinitos hace mucho tiempo en Económicas de la UAB y en el CUNEF. Desde su inicio, allá por el año 2000, doy clases de periodismo económico en la franquicia que tiene la Columbia University en Barcelona con la UB (concretamente en IL3). También he escrito alguna cosa en el mundo de los libros, pero siempre en obras colectivas. No puedo negar que me gusta escribir, pero lo cierto es que aún me gusta más hablar. Por ello, hace años abrí otra faceta en mi vida profesional con las conferencias. Siempre con un tema: como creo que serán los próximos meses en función de lo último que esté pasando. Lo más importante de esta faceta es que me gusta la interacción con las personas y los coloquios que se realizan después de las charlas.

Bien, y ese más o menos he sido yo hasta ahora…  Por cierto, ahora me doy cuenta que no he puesto mi edad. Soy de la cosecha del 46. O sea, que echad cuentas…