Dic 05

Las tres grandes tendencias que marcarán 2019 en recursos humanos

 

El próximo año no será fácil, ni para los directores de las empresas ni para los departamentos de recursos humanos. Sin duda, la gestión de una organización en etapas de desaceleración requiere mucho tacto y afinar al máximo en las decisiones. Los departamentos comerciales estarán bajo presión y los de recursos humanos, obligados a retener y fichar más talento, con un horizonte incierto en el mercado. He creído interesante la valoración que realiza el director de Hays España al respecto y os la adjunto.

Indudablemente el mercado laboral evoluciona, se adapta a las nuevas realidades, y fluctúa a la par que los movimientos económicos, sociales y políticos. Y obviamente, tecnológicos. Y las empresas no se quedan de lado: especialmente en momentos de grandes cambios como los que estamos viviendo son las primeras en adaptar sus dinámicas para seguir atrayendo y reteniendo el mejor talento.

Con todo, nos encontramos en un contexto de transición y adaptación a un nuevo modelo de gestión de personas a resultas de la revolución social y tecnológica en la que nos encontramos. En este sentido, la aparición de nuevos fenómenos en el ámbito de los recursos humanos está transformando el modus operandi de muchas compañías y marcará la diferencia de las empresas punteras.

Ante este escenario, Christopher Dottie, Director General de Hays España señala que “las áreas de recursos humanos necesitarán más herramientas para integrar la diversidad en la gestión de talento. Y no solo eso, sino que también será necesario estudiar como lanzar políticas que atraigan y motiven a los trabajadores, cada vez más exigentes”.

En este sentido, Dottie asegura que tres serán las tendencias que marcarán las prácticas en recursos humanos en 2019, derivadas de las reglas que impone un escenario más flexible y tecnológico.

  1. La conciliación en el eje del negocio

La conciliación laboral es un tema central de debate en cualquier círculo. Y lo es desde muchos ejes. Esta necesidad cada vez más acentuada de conciliar la vida laboral y familiar hace que empresas y empleados busquen también modelos flexibles de contratación que pongan de manifiesto relaciones laborales alternativas y beneficiosas para ambas partes.

Priorizar la flexibilidad en el trabajo cambiará la relación de la empresa con el trabajador. Aparecerán nuevas formas de contratación que llevarán a un aumento de los colaboradores más allá de la propia plantilla y más opciones de teletrabajo que fomentarán una mayor conciliación entre vida profesional y personal de los empleados”, expone Dottie.

Esta tendencia supone una ventaja para el trabajador y un punto atractivo para la empresa, ya que actúa como un imán de talento. Sin embargo, cabe destacar que ello supone también incertidumbres para las dos partes. Las compañías se verán obligadas a plantear nuevas formas de gestión que puedan combinar estos modelos contractuales, mientras que los empleados pueden llegar a temer por su estabilidad.

 

  1. La tecnología como elemento catalizador

La hiperconectividad, a causa de las facilidades que brinda la tecnología, da lugar a un inevitable solapamiento entre la vida personal y profesional. Hoy en día consultar las redes sociales durante las horas de trabajo o enviar correos laborales desde casa es una práctica normalizada en la vida diaria de cualquier empleado.

Chris Dottie asegura que esto puede resultar un “arma de doble filo” que empresas y trabajadores deben “desde la confianza mutua. Para que la relación sea equitativa y satisfactoria para las dos partes, las empresas deben dejar de poner el foco en el tiempo invertido y empezar a hacerlo en los resultados conseguidos”.

 

  1. La desvirtuación de las carreras laborales lineales en pro de las polifacéticas

Por otra parte, la noción de cambio en la estructura empresarial ha hecho que el acento se ponga en la necesidad de tener en cuenta la lateralidad de las relaciones. Probablemente estemos ante el fin de las carreras lineales y los equipos veteranos están quedando obsoletos, adoptando modelos que reduzcan las estancias prolongadas en la misma organización.

Este reto, según Chris Dottie, responde a una demanda creciente de estímulos y de desarrollo personal por parte de los empleados; requiere fichajes laterales, formación interna, onboarding, innovación y la admisión de nuevas maneras de pensar para ser capaces de retener al mejor talento.

A su vez, Dottie asegura que “la empresa necesita invertir en la formación de sus plantillas para que sus carreras se adecuen a lo que la realidad de las compañías demanda y, que, de momento, no les proporcionan las instituciones académicas.” En otras palabras, Dottie apunta la evolución profesional polifacética como elemento distintivo.

P.D. Si quieres recibir los próximos post por e-mail, no tienes más que anotar tus datos en la casilla del ángulo superior derecho

 

Nov 26

La cesta online del gran consumo en España crece un 11,7%

En unos días en los que el online está en primera página, tras enlazar el Black Friday con el Cyber Monday, parece casi obligado hablar de lo qué está sucediendo en el mundo del e-commerce. Acabo de recibir este resumen de Kantar Worldpanel -la consultora que gestiona la mayor red de paneles de consumo del mundo- que supone, por tanto, una magnífica referencia. Se centra en este caso, concretamente a los productos de Gran Consumo. Puede sorprender cómo a pesar de los crecimientos que estamos viendo en las compras online, la cuota sigue siendo relativamente baja en España, en comparación con otros países, donde la compra por internet está más desarrollada. La cuota de mercado en España de estas compras supone hoy una tercera parte de la mundial. Me sorprende comprobar cómo en países europeos más desarrollados que el nuestro, el crecimiento se ralentiza. ¿Efecto solo de este año? O ¿estamos ante una ralentización más duradera? Eso lo veremos en siguientes encuestas. Bien, de momento, veamos los datos.

El gasto online en productos de Gran Consumo ha crecido un 11,7% en España en el último año, tal y como revelan los últimos datos de la consultora Kantar Worldpanel sobre e-commerce. Con este incremento, el comercio electrónico ya representa un 2,3% del mercado español de Gran Consumo, frente al 2,1% del año anterior.

 

El e-commerce mundial aumenta un 13% y supone un 6,3% del mercado global de Gran Consumo. Los países que más han contribuido a este crecimiento han sido China y Estados Unidos, que crecen un 30% ambos, seguidos de Taiwan (+23,4%) y Corea del Sur (+20%). Los países asiáticos son en los que la cuota de mercado del e-commerce es más grande llegando al 19,9% del total de compras de Gran Consumo en Corea del Sur.

A nivel europeo el comercio electrónico se está ralentizando en aquellos países donde está más desarrollado, como Reino Unido o Francia, que a pesar de crecer (un 6,5% y un 4,6% respectivamente), lo hacen a un ritmo inferior que en años anteriores y a un ritmo más bajo que en España.

El informe que analiza el periodo de junio de 2017 a junio de 2018, muestra como los grandes grupos de distribución tradicionales lideran el mercado online en España, donde los Pure Players (supers nativos de internet) como Amazon alcanzan el 21% de la cuota de mercado, una posición todavía limitada si lo comparamos con los países asiáticos. Allí, los Pure Players han consolidado su crecimiento en el mercado durante el último año: sólo en Corea del Sur representan el 84,5% del mercado de productos de gran consumo online y están atrayendo a tres de cada cuatro compradores de alimentación por internet.

Mientras que en España y otros países europeos los compradores prefieren utilizar el ordenador para realizar sus compras (55,5% en el caso de España), en los países asiáticos el dispositivo utilizado mayoritariamente es el smartphone llegando al 88% en China. “El hecho de que el 90% de los consumidores chinos utilicen sus smartphones para hacer la compra por internet es asombroso y demuestra lo que se puede llegar a lograr. Las marcas y retailers europeos tienen mucho que aprender: tienen una gran oportunidad de aumentar las ventas entre un público más dinámico y conocedor que prefiere comprar de esta manera”, explica Eric Batty, Global e-commerce business development Director en Kantar Worldpanel.

“Sólo una cuarta parte de la población mundial hace la compra del súper online, por lo que será vital atraer a nuevos compradores ofreciendo una experiencia de compra sin problemas, cómoda y placentera, tanto por internet como fuera de él”, afirma Stéphane Roger, Global shopper and retail Director de Kantar Worldpanel.

“Prevemos que para el año 2025 las ventas online representen más del 10% del total de ventas en Gran Consumo. China y Estados Unidos continuarán a la cabeza y los mercados asiáticos se mantendrán como los más vanguardistas en la adopción del online, pero aún queda mucho por hacer en todo el mundo, especialmente explorando oportunidades para invertir en mercados emergentes como India, Indonesia, Brasil, México y África”.

P.D. Si quieres recibir los próximos post por e-mail, no tienes más que anotar tus datos en la casilla del ángulo superior derecho

Entradas más antiguas «