¿Crees que funciona bien la retribución variable? La mitad de directivos aplicaría nuevas formas

Es un momento complejo para la retención y el fichaje de talento. La retribución variable sigue siendo una parte clave en ello. Sin embargo, no siempre se dispone de una bolsa elástica de donde poder aumentar indefinidamente los sueldos, más bien es al contrario. Hay que echar mano de la imaginación, tener bazas ganadoras en la mano al jugar en el mercado y mejorar las cifras de la compañía. No es fácil conseguir el equilibrio sobre este trípode. Los sistemas empleados hasta ahora parecen satisfacer a la mayoría de directivos, sin embargo, hay una parte no desdeñable que aboga por aplicar nuevas formas. En Hays Executive acaban de hacer pública una encuesta sobre ello y me acaba de llegar. Me quedo con dos aspectos que deberían hacer reflexionar a los departamentos de recursos humanos: el incentivo grupal y una mayor inmediatez en la percepción. .

Fijaos. El 75% de los directivos coincide en creer que el sistema retributivo variable implantado en su empresa motiva al personal e influye directamente en los resultados que se obtienen. Sin embargo, casi la mitad de ellos (un 48%) aplicaría nuevas formas de retribución variable, sobre todo vinculadas a los objetivos y competencias del trabajador o su departamento, con una periodicidad más baja para que tuviera un impacto más inmediato en el empleado, así como un porcentaje de los beneficios de la empresa.

En  los sistemas de aplicación, solo el 10% de las compañías utilizan un concepto de incentivo grupal, frente al 40% que utiliza sistemas de retribución individuales y un 50% que aplica fórmulas mixtas. Eduardo Quero, directivo de la firma, concluye que “este tipo de retribución va a ser uno de los conceptos más tratados este 2018 en el sector de los recursos humanos. Adoptar planes de retribución flexible pueden ser la mejor manera de atraer y retener talento en tiempos en los que no es posible aumentar el sueldo de un empleado o asumir más costes en la empresa”. ¡Ojo, pues!

No hace falta recordar que los sistemas retributivos variables son elementos de gestión que tienen como finalidad principal motivar a las personas a que se esfuercen por hacer mejor su trabajo, y conseguir así mejores resultados. Es una forma de retribuir que está ligada a los resultados de la empresa, a la consecución de objetivos y al desempeño de los profesionales.

Hays Executive ha analizado en la encuesta las formas de retribución que más utilizan en sus compañías tanto con sus empleados como con los altos cargos. En la encuesta han participado empresas de varios sectores, entre los más participativos se encuentra el sector de Gran Consumo (21%), Industria (18%), Life Sciences (16%) y Construcción (10%).

Los resultados reflejan que un 76% de los Directivos afirma estar satisfecho con su retribución variable. Entre los sistemas más comunes se encuentran el Bonus individual (93%), seguido del coche de empresa (72%), el seguro de vida (55%) y el seguro médico (45%). Otros elementos son la prima anual (21%), incentivo a largo plazo (21%), acciones (17%), plan de pensiones (17%) y plan de retención (10%).

Sin embargo, un 57% de los Directivos diseñaría nuevas formas de Retribución Variable más acordes con los resultados cualitativos del trabajador y los beneficios de la empresa, así como la posibilidad de percibirlos en periodos más cortos en vez de anualmente.

En relación con sus empleados, un 47% de las empresas aplica sistemas de retribución variable a todos sus trabajadores, frente al 53% que no lo hace. Las áreas funcionales dentro de las compañías donde más se aplica la retribución variable son dirección, mandos intermedios, Ventas, área comercial y marketing. En la mayoría de casos (71%) las retribuciones tienen una periodicidad anual.

PD  Si quieres recibir los próximos post por e-mail, no tienes más que anotar tus datos en la casilla del ángulo superior derecho