«

»

Ene 23

Sigue creciendo la demanda de crédito… y la banca relaja sus condiciones

¿Y si hablamos del crédito? Acabo de recibir la Encuesta sobre Préstamos Bancarios del Banco de España. No muestra grandes diferencias con la última, pero, sí puede sorprender que, cuando estamos hablando de desaceleración del crecimiento de la economía, no parece que los consumidores tengan un deseo especial de frenar sus compras, a tenor de las percepciones que tienen las entidades de crédito sobre lo que está pasando en este primer trimestre de 2018 y que se resume en esta frase: “las peticiones de fondos aumentarían en todas las modalidades de préstamos”. Y eso ocurre tanto en vivienda como en bienes de consumo. Uno de los aspectos positivos es que las entidades notan una mejora en la solvencia de los clientes, ven mejores perspectivas económicas generales y relajan las condiciones de los préstamos. Es una buena señal, si la banca no exagera…  Por el interés que tiene seguir la marcha de la financiación: en demanda, oferta y precio, os adjunto un resumen de los principales datos de la encuesta.

Un análisis más detallado de las respuestas de las entidades españolas al cuestionario regular muestra que, dentro del segmento de crédito a las sociedades no financieras, los criterios de aprobación de préstamos permanecieron sin cambios en el cuarto trimestre de 2017, tanto en las operaciones con grandes empresas como en aquellas realizadas con pymes. Asimismo, el desglose por vencimiento evidencia esta misma evolución en todos los plazos. Atendiendo a los factores que estarían detrás de este comportamiento, las mejores expectativas sobre la actividad económica en general y sobre los sectores, así como los menores riesgos percibidos sobre las garantías requeridas, habrían propiciado una cierta relajación, efecto que se habría visto compensado por unos mayores costes relacionados con el nivel de capital. Por último, el porcentaje de solicitudes de fondos denegadas disminuyó levemente entre  septiembre y diciembre.

 Según las entidades encuestadas, los criterios de aprobación de los créditos a los hogares para adquisición de vivienda volvieron a relajarse en cierta medida durante el cuarto trimestre de 2017. Los factores que habrían contribuido a esta evolución fueron el aumento de la competencia entre las entidades, las mejores perspectivas económicas generales (en particular, en el mercado de la vivienda) y la mayor solvencia percibida de los prestatarios.  Por su parte, las condiciones generales aplicadas en estos préstamos también se volvieron a suavizar, debido fundamentalmente a los menores costes de financiación y a la mayor disponibilidad de fondos, así como al aumento de las presiones competitivas.

 La demanda de fondos para adquisición de vivienda aumentó ligeramente. Según las entidades, las mejores perspectivas del mercado de la vivienda y, en menor medida, la mayor confianza de los consumidores, el descenso en el nivel general de los tipos de interés y el ascenso de las operaciones de reestructuración de deuda habrían contribuido al incremento de las solicitudes, efectos que se habrían visto contrarrestados parcialmente por el aumento de la financiación con fondos propios y, en menor medida, por los cambios regulatorios o fiscales del mercado y por el aumento de los préstamos de otras entidades y de otras fuentes de financiación externa.

 

Los criterios de concesión de préstamos para consumo y otros fines volvieron a relajarse algo en el cuarto trimestre de 2017. Esta evolución se habría producido como consecuencia del aumento de las presiones competitivas y de la mejora tanto de las perspectivas económicas generales como de la solvencia percibida de los prestatarios. Las solicitudes de fondos para consumo y otros fines se habrían elevado durante el cuarto trimestre de 2017. De acuerdo con las respuestas recibidas, el ascenso del gasto en bienes de consumo duradero y, en menor medida, la mayor confianza de los consumidores y los menores niveles de tipos de interés habrían sido los principales factores que contribuyeron al incremento de las peticiones, mientras que el aumento de los préstamos de otras entidades, el ascenso de la financiación interna mediante el recurso al ahorro y, en menor medida, el mayor uso de otras fuentes de financiación externa habrían afectado en la dirección contraria.

 De cara al trimestre en curso, las entidades encuestadas no esperaban que los criterios de concesión de préstamos variaran ni en el segmento de sociedades ni en los de hogares. Por el lado de la demanda, de cumplirse sus previsiones, las peticiones de fondos aumentarían en todas las modalidades de préstamos.

 

P.D. Si quieres recibir los próximos post por e mail, no tienes más que apuntar tus datos en la casilla del ángulo superior derecho